Facturar sin ser autónomo: esta es la realidad…

Creo que nadie entiende cómo es posible que se nos exija pagar antes de ganar nuestro primer euro como artista.

La cuota mensual es un auténtico lastre y por eso buscamos todas las formas posibles de facturar sin ser autónomo.

Y de repente, alguien nos comenta que hay formas de conseguirlo usando ciertos vacíos legales o cooperativas, pero la realidad es más complicada…

IMPORTANTE: 

No somos asesores legales ni pretendemos serlo. Esto se basa en nuestros años de experiencia y las indicaciones de nuestros asesores legales.

Los requisitos para facturar en España

A pesar de rumores como el tema de “facturar sin ser autónomo hasta 3000€”, la realidad es que según la ley española, para emitir una factura de forma legal hay que cumplir con dos organismos:

En el caso de la cuota de autónomos, ahora contamos con la “gran suerte” de acogernos (el que pueda) a la tarifa plana de 50 euros, que irá subiendo progresivamente hasta pagar alrededor de los 270 €.

Esto es lamentable pero, si facturas sin darte de alta en los dos registros tu actividad se considera ilegal. 

Aprovechando vacíos legales para facturar sin ser autónomo

Ahora entramos en terreno espinoso.

Tengo compañeros que, todo hay que decirlo, aconsejados por sus asesores se aprovechan de ciertas “lagunas legales” para evitar pagar la cuota de autónomo.

Pero, ¿es posible hacer esto?

No es mi actividad habitual

Y es que si vamos al boletín del ministerio de trabajo que habla de la regulación de los trabajadores autónomos, encontramos lo siguiente:

“se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo sin sujeción por ella a contrato de trabajo” 

Y ¿qué significa de forma habitual?

Pues, aunque parezca una contradicción, la Seguridad Social considera “habitual” cualquier actividad económica, ya ingreses 5 euros, o trabajes media hora al mes.

Por lo tanto de cara al estado, seguimos facturando de forma ilegal.

No llego al salario mínimo

Por otra parte, sentencias del Tribunal Supremo han dictado que no es necesario darse de alta en el régimen de autónomos si no se llega al salario mínimo.

Esto genera lo que se llama jurisprudencia.

Pero ojo, la jurisprudencia no cambia la ley. Esto solo sirve para defenderte en caso de juicio y no garantiza nada.

Por lo tanto, para la Seguridad Social sigue siendo ilegal y te puede sancionar.

¡Pues vendo en negro!

En primer lugar, necesito que entiendas lo siguiente: Nunca te voy a recomendar facturar de forma ilegal.

Ahora bien, la situación de los autónomos en España es la que es.

La realidad es que gran parte de los profesionales y emprendedores empiezan trabajando en negro. Eso lo sabemos todos.

Aún con la mal llamada “tarifa plana” de autónomos, sumando gestoría y gastos del negocio, se nos puede ir a unas cifras desorbitadas para alguien que ingresa 0 euros.

Vender por Internet sin ser autónomo tiene riesgos

A no ser que vendas en mano y cobres todo en metálico, abrir una tienda online sin ser autónomo tiene sus riesgos.

El problema principal al vender por Internet es que tus ingresos acabarán pasando por manos de terceros…

Ya avisé en el post sobre abrir tu tienda online, y es que, proveedores como Etsy están obligados a declarar sus operaciones y te aseguro que tu nombre e ingresos van a aparecer por algún sitio.

¿Quiere decir esto que te van a pillar?

No necesariamente.

Ten en cuenta que la mayoría de estas empresas operan en paraísos fiscales y tienen millones de usuarios, por lo tanto, a no ser que alguien esté buscando, será difícil encontrarte.

¿Quiere decir que nunca te van a pillar?

Ni mucho menos.

La gente que trabaja en los organismos del estado no es tonta. Basta con que algún técnico de hacienda vea tu nombre en algún sitio raro para investigarte.

¿Merece la pena el riesgo?

Eso lo tienes que valorar tu.

Aunque creas que estás facturando poco, las multas no son pequeñas. Si te pillan, te van a hacer pagar todas las cuotas e impuestos que ellos consideren con un recargo del 20%.

Como te he dicho antes, no te voy a decir que factures de forma ilegal, pero entiendo el porqué se hace.

Formas legales de facturar sin ser autónomo

Tanto Osiris en sus anteriores proyectos como yo le hemos dado muchas vueltas a cómo facturar sin ser autónomo.

La realidad es que solo hemos encontrado un camino: unirte a una cooperativa.

Como miembro de una cooperativa, eres a la vez socio y trabajador. Esto tiene varias ventajas:

Coste de una cooperativa de facturación

Estas ventajas están muy bien, pero vamos a lo que importa:

¿Cuanto ahorramos al facturar?

Para compararlo, hemos usado una de las cooperativas de facturación más populares, sobre una facturación de 300 euros.

Por supuesto, esto son valores básicos que varían dependiendo del profesional, pero nos hacemos una idea.

Vamos a ver el resultado:

facturar sin ser autónomo cooperativa

El primer caso es lamentable: perdemos 62 euros todos los meses.

En el segundo caso, por lo menos ingresamos, pero perdemos 100€ respecto a la cooperativa.

Entonces, ¿La cooperativa es la solución?

A primera vista esto suena muy bien, pero hay que tener en cuenta lo siguiente:

Estas cooperativas están orientadas a profesionales que hacen trabajos concretos, no a tiendas online.

Por ejemplo, un diseñador freelance que hace trabajos esporádicos por encargo.

Un artista como yo (y probablemente tú) no lo tiene tan claro, ya que a todos los efectos operamos como una tienda online.

Por lo tanto, antes de unirnos a una cooperativa de facturación, tenemos que hablar con ellos y asegurarnos que es posible.

La realidad de ser autónomo en España

Te voy a decir muy claro lo que pienso:

Ser autónomo en España es una mierda seca.

Sin entrar en política, creo que la cuota y los impuestos con trámites engorrosos llevan a muchos profesionales al mercado negro, dañando la economía del país que no recauda impuestos de estos trabajadores.

El problema es que, tú y yo vivimos en España y éstas son las reglas del juego.

Te guste o no, y a mí no me gusta, el camino del autónomo es este y la única escapatoria es emigrar a un país más comprometido con los emprendedores.

Y tú, ¿eres autónomo?, ¿te lo estás planteando?, ¿lo ves muy difícil?

Únete a mi lista privada y recibe todos mis secretos para hacer crecer tu negocio:

100% Privacidad. Tu correo está seguro conmigo 🙂

Comparte

Comparte

20 Comentarios

Deja un comentario