Miedos que paralizan: así superé el miedo a emprender

Probablemente has imaginado esto más de una vez:

“Mi jefe no tiene ni idea. Voy a mandar este trabajo a la mierda. Montaré mi propio negocio, y la cosa me irá bien, trabajaré a mi propio ritmo y haré las cosas a mi manera”.

En tu fantasía, la vida es maravillosa.

Entonces, ¿por qué 9 de cada 10 ideas se quedan en tu imaginación?

La incertidumbre y el miedo te paralizan. Pero esto no tiene por qué ser así.

Por eso, quiero regalarte mis experiencias. Para que salgas del cascarón y te lances de una vez a por eso que estás persiguiendo.

Identifica tus miedos

Para afrontar lo que nos frena, primero debemos ponerle nombre.

Por eso, necesito que te sientes tranquilamente cinco minutos con un papel y un lápiz, te sinceres contigo mismo, y escribas tus mayores temores.

Solo de esta manera, identificando tus miedos, podrás crear un plan y vencerlos.

BONUS: Descarga mi sistema para identificar tus miedos. Una sencilla herramienta que te ayudará a identificar los miedos que te paralizan.

Sin conocerte de nada, estoy segura que has escrito alguno de estos:

Pero no te preocupes…

Tener miedo, sobre todo al principio, es inevitable.

Cuando te apartas del camino establecido e intentas hacer las cosas a tu manera, el miedo se apodera de ti.

Lo ves todo negro, deprimente, te paralizas y tiendes a evitar las situaciones que te provocan malestar.

Pero, ¿y si te digo que no debes evitar tus miedos?

Tienes que aprender a abrazarlos y convivir con ellos. Aprender a dominarlos y reconocer que existen.

De lo contrario, acabarás con 50 años, siendo un infeliz, preguntándote qué has hecho con tu vida.

No sé por donde empezar

La sensación de no saber por donde empezar, suele tener dos causas:

La segunda tiene fácil solución, pero ¿y la primera?

Miedo al cambio

Es tan cómodo tener todas las necesidades cubiertas con tu sueldo a final de mes, que te vuelves un infeliz conformista.

Porque total, con una nómina, puedes llenar tu vacío comprando cosas en vez de hacer algo que te haga feliz a la larga.

Si te has sentido identificado, ya sabes.

Exígete un sacrificio ahora y evita ser un amargado dentro de diez años.

Desconocimiento

Si tu problema es que estás aturrullado y no sabes qué debes hacer, tengo la solución definitiva:

Define tus metas y pregúntale a Google.

Sí como lo lees, a Google. Esto lo aprendí de Austin Kleon y oye, canela fina. No falla.

¿Que quiero saber los mejores métodos para aprender a dibujar? Le pregunto a Google.

¿Que quiero saber más sobre marketing? Voy a Google.

¿Que quiero…? bueno, ya lo vas pillando.

Busca, lee, y pasa a la acción. No hay más misterio para comenzar un proyecto.

Deja la inseguridad a un lado

Tener miedo al qué dirán o defraudar a alguien no es un problema real.

Es inseguridad, y la buena noticia es que se puede superar.

La realidad es que, lo que haces sólo te debe importar a ti. Necesitas ser consciente que nadie nace enseñado y todo se supera a base de ensayo y error.

Y para muestra un botón. Y por favor, que nadie me deje el comentario clásico diciendo “no son feos, son especiales”.

No, son orcos de mordor. Yo lo sé y tú lo sabes. No pasa nada por asumirlo.

Eso no me quitó las ganas de ponerlos, ni las ganas de superarme y hacerlo mejor.

Era consciente que ni a la primera, ni la segunda, ni la tercera, me iban a salir las cosas como quería y tenía que entrenar para hacerlo mejor.

Prototipos monstruosos que hice hace tiempo, ¿os gustan? No son exactamente como quiero hacerlos pero, ay ❤ #monster#plush#peluche#littlemonster#little#LittleZ#plushie#small#arttoy#artoy#keychain#pink#green#notsoscary#scary#chibi#kawaii

A post shared by Paola Abengózar (@misslittlezombie) on

No me entiendas mal, te vas a encontrar personas que critican sin ninguna acritud, pero chicos, esto pasa desde que el mundo es mundo.

Antes lo hacían los grupos de viejas en un parque, y ahora la gente lo hace a través de sus móviles. Parece que hay más, pero son los mismos idiotas. Simplemente, ahora hacen más ruido.

Cuanto antes aprendas a que te resbale todo lo que no importa, mejor.

Créeme, sé que a veces es difícil.

Tengo un canal de YouTube, el habitat natural de los troll, y reconozco que al principio me afectaban en cierta medida los comentarios negativos.

Más que por el contenido, e imagino que por mi alma filosófica, porque nunca entendí qué pretendían con ello.

Y de repente, caí en la cuenta: No le busques la lógica, porque no la tiene.

Y así, tan fácil, dejé de preocuparme.

Si necesitas que alguien te lo meta a fuego en la cabeza, te recomiendo el libro de Mark Manson: The subtle art of not giving a fuck 

Acepta el fracaso

Para superar el miedo al fracaso, debes entender esto cuanto antes:

El fracaso forma parte de la vida del emprendedor. Acéptalo.

Todo el mundo se pega hostias, y algunas bien gordas.

¿Y qué? ¿cual es el problema?

¿Cómo se supone que debes aprender a hacer las cosas si no fallas nunca?

El truco es aceptarlo y ver las cosas objetivamente. Analiza la situación, aprende de ella y cambia lo que falla hasta llegar al éxito.

Y te voy a ser sincera: no es fácil.

Cuando inviertes tiempo, dinero y pasión en algo para acabar fallando, es duro mirarlo con objetividad y asumir los errores.

Pero oye, nadie dijo que la vida del emprendedor fuera fácil.

Enamórate de tu idea

Ahora has aceptado que la cosa puede fracasar. Pero esto no quiere decir que te conviertas en un lánguido derrotista.

Para que algo funcione necesitas comprometerte contigo mismo, con tu idea y trabajar a muerte para llevarla a cabo.

Tienes que enamorarte de la idea, de las metas y de todo lo que conlleva el proceso.

Si no, pronto se convertirá en una lacra muy grande y nunca terminarás nada de lo que empiezas.

Y si, es posible hacer funcionar una idea sin compromiso. Créeme, yo lo he hecho.

Pero tarde o temprano, lo acabas dejando de lado, no te apetece levantarte, y te conviertes en un infeliz que odia su trabajo.

Probablemente, lo mismo de lo que estabas intentando huir en primer lugar.

Así que por favor…

Si quieres llegar lejos, asegúrate de amar lo que hagas.

No tengas miedo a perder dinero

Mucha gente cercana ha frenado sus sueños por que dice no tener dinero para emprender o tiene miedo a perderlo.

¿Y qué si pierdes dinero?

Todos hemos tenido que buscar trabajos (a veces no muy gratos) para poder ahorrar y financiar nuestros sueños.

Así que, a no ser que tengas una situación realmente delicada (en cuyo caso tus prioridades son otras), el dinero es una excusa.

Y al final,  si la cosa va mal con tu proyecto, ¿qué te impide buscar trabajo de nuevo?

En la vida, no todo es blanco o negro. Siempre hay caminos para el que los quiera tomar.

Busca a tus héroes

Si en compañía da miedo hacer las cosas, en solitario no te digo nada.

Por eso es importante no escuchar a los gilipollas que te dirán que estás loco, que te busques un trabajo normal y te dejes de pamplinas.

Esos que creen que los artistas miramos la vida pasar desde nuestro estudio, con nuestra bata de terciopelo y la copa de coñac.

Olvídate de la gente que no cree en ti.

Busca a tus héroes en todas partes: Lee libros, escucha podcasts, mira ponencias.

Encuentra a esa gente que ha pasado por lo mismo que tú y disfruta con los que realmente creen en ti.

Busca un mentor o ese amigo especial que siempre te saca los pájaros de la cabeza.

Como decía el autor y emprendedor Jim Rohn:

Eres el resultado de las cinco personas con las que pasas más tiempo.

Así que, en la vida y en los negocios, busca las mejores influencias y desecha todo lo demás.

Sé sincero: ¿eres emprendedor?

Para acabar solo te diré que el mundo del emprendedor está hecho para gente con coraje que lucha por hacer sus sueños realidad.

Si a pesar de ser capaz de superar esos miedos, eres de los que se sienta en el sofá a ver si suena la flauta, jamás conseguirás nada.

Así que ponte las pilas y empieza a moverte ya. Aunque de momento sea hacer crecer tu cuenta de Instagram y mostrar tu trabajo a los demás.

Y tu, ¿estás dispuesto a emprender?, ¿has superado tus miedos?, ¿estás peor que antes?

Cuéntamelo en los comentarios 🙂

BONUS: Descarga mi sistema para identificar tus miedos. Una sencilla herramienta que te ayudará a identificar los miedos que te paralizan.

Comparte

Comparte

10 Comentarios

Deja un comentario